Roscos rosas andaluces

¡Todo al rosa! La receta de hoy es especial, y no solo por el color tan intenso 😍 sino porque es una receta muy andaluza, con un cambio de look muy pink 💗

Pero no te preocupes, no lleva nada de colorante, este color tan bonito es culpa de la remolacha. Siempre ha sido mi ingrediente favorito para dar chispa a los platos.

Y lo mejor de esta receta, no es color. Lo mejor es que estĂĄ elaborada 100% con un solo instrumento. Mi i-companion Xl de Moulinex. Mi nuevo ayudante en la cocina, que me facilita la labor para mis recetas dulces y saladas.

Os dejo el paso a paso de mi receta con la que podrĂĄs elaborar de principio a fin estos deliciosos roscos andaluces, con la i-companion de Moulinex.

Ingredientes

  • 200g de remolacha cocida

  • 600g de harina

  • 3 huevos L

  • 200g azĂșcar

  • 150g de AOVE

  • 3 sobres de gasificante para reposterĂ­a

  • 1 limĂłn

  • 100ml AOVE para freĂ­r

  • 60ml de jugo de remolacha

  • 300g de azĂșcar glass

Paso a paso

  • Programa el robot de cocina​ Slow Cook P1.​ Incorpora los 150g de aceite junto con la piel del limĂłn. Retira y deja templar.
  • Instala la cuchilla para amasar/picar e introduce la remolacha cocida. ​Programa velocidad 11, durante 20 segundos.
  • A continuaciĂłn, incorpora los huevos, el azĂșcar y el aceite ya templado. Tapa y selecciona el programa ​Pastry P2.
  • Poco a poco incorpora por el orificio de la tapa la harina junto con el gasificante.
  • Pasa a un recipiente, y deja reposar en la nevera 2 horas.
  • Cambia la cuchilla por el accesorio de base XL. ​Programa a 150o durante 30 minutos​, con la tapa abierta. Pon el aceite para freĂ­r.
  • Introduce la masa en la manga pastelera provista de la boquilla, y con el aceite caliente, haz forma a los roscos.
  • FrĂ­e por ambos lados y continĂșa hasta terminar con la masa.
  • Cuando estĂ©n todos fritos, disuelve el jugo de remolacha en el azĂșcar glass y con una cuchara, dibuja hilos del glaseado sobre los roscos.
  • Deja endurecer el glaseado y mantenlos en un recipiente a temperatura ambiente.

Sugerencia:
– Puedes hacerlos con las manos impregnadas en aceite.