Spanakopita o pastel griego de espinacas

Siempre me llamó la atención, pero también le tenía respeto. Y aunque es exactamente como la receta tradicional, si es una adaptación muy parecida. Añadiendo más ingredientes al relleno para hacerlo más completo y sabroso.

El resultado merece mucho la pena. Es crujiente por fuera gracias a la pasta filo y tierna por dentro con un relleno cremoso y hacerla, no te llevará más tiempo del que lleva una empanada tradicional.

Te dejo el paso a paso en un mini vídeo en los Reel de instagram, donde se ve más fácilmente el proceso de elaboración. Es mucho más sencillo de lo que crees 🙂

Anota los ingredientes para incluirlos en tu próxima lista de la compra y no olvides etiquetarme en tus stories para que pueda ver tus recetas 🙂

Spanakopita o pastel griego de espinacas

4 from 5 votes
Para

6

raciones
Tiempo preparación

30

minutes
Tiemp. de cocinado

25

minutes

Ingredientes

  • 10 láminas pasta filo

  • 900 g espinacas frescas

  • 1 cebolla morada

  • 2 zanahorias

  • 150 g queso feta

  • 1 puñado nueces

  • 2 huevos

Paso a paso

  • Pela y trocea en trozos pequeños la cebolla y la zanahoria. Póchalos en la sartén con un chorrito de AOVE y sal a fuego medio hasta que queden blandos.
  • Añade después las nueces picadas y las espinacas, por tandas ya que son muy voluminosas al principio. Puedes también cocerlas al vapor, aparte y después integrarlas en la sartén con una pizca de sal.
  • Retira de la sartén y deja templar.
  • En un bol amplio, bate un huevo, desmenuza en él el queso feta y añade a continuación las verduras que hemos pochado. Mezcla.
  • Despliega sobre la encimera limpia, una lámina de masa filo. Píntala con aceite y pon otra lámina sobre ella.
  • Coloca a lo largo de un extremo, un poco de relleno. Enrolla la masa con el relleno dentro haciendo forma de canuto.
  • Después, enróllala sobre sí misma como si fuera un caracol.
  • Haz lo mismo con el resto de masa. Y enrolla el siguiente canuto después del anterior que teníamos con forma de caracol, de tal forma que amplíes el caracol.
  • Ponlo en un molde redondo para que coja forma.
  • Píntalo con el huevo que nos queda y espolvorea unas semillas de sésamo.
  • Hornearlo a 180º durante 25 o 30 minutos. Cuando veas que coja un color dorado apropiado.
  • Y… ¡disfruta! está realmente delicioso.

¿Vas a hacer esta receta?

Etiquétame @tictacyummy y la compartiré ^^