Bizcocho de yogurt y pomelo sin azúcar

Los imprescindibles de la cocina tradicional como este bizcocho de yogurt, también tienen su versión más saludable. Ya no es necesario usar grandes cantidades de azúcar o harinas refinados, los dátiles y las harinas integrales hacen un papel fundamental en la repostería saludable, que podemos poner en práctica del mismo modo que hacíamos antes.

Este bizcocho está hecho con unos yogures naturales con leche de oveja fresca del Pirineo de Goshua Postres. Siempre me gusta poner ingredientes de calidad a las recetas, porque el resultado es inmensamente mejor.

El resultado es un bizcocho suave, húmedo y delicioso con un suave toque de pomelo. Una combinación perfecta para tu desayuno o tu merienda.

Ingredientes

  • 2 yogures naturales de leche de oveja Goshua Postres (230g)

  • 8 dátiles Medjoul

  • 3 huevos

  • 1 pomelo

  • 140g de aceite de oliva virgen

  • 250g de harina de avena

  • 15g de levadura química (1 sobre)

  • 1 mandarina (opcional)

Paso a paso

  • Comienza picando los yogures junto con los dátiles hasta que se integren en una masa homogénea. Reserva.
  • Bate los huevos junto con la ralladura de pomelo, hasta que éstos doblen su volumen.
  • Integra la mezcla anterior de yogurt y dátiles.
  • Añade el aceite y vuelve a batir.
  • Tamiza sobre la masa la harina de avena y la levadura.
  • Mezcla hasta conseguir una masa sin grumos.
  • Forra la base de tu molde desmontable con papel vegetal y sirve toda la masa sobre él. Alisa la superficie.
  • Corta rodajas del pomelo que rallamos y ponlas sobre la masa. Puedes poner otras rodajas de cítricos como yo en este caso mandarina.
  • Hornea a 180º durante 35 o 40 minutos o hasta que cuando introduzcas un palito, salga seco.