Barritas energéticas cremosas bicolor con base de brownie RAW

Con la vuelta a la rutina, volvemos con las nuevas costumbres y este tipo de recetas siempre las tengo a mano para picar entre horas, coger energía y evitar comer fuera de casa ultraprocesados indeseados.

Estas barritas, son hasta el momento mis favoritas pero no solo por su increíble sabor y textura, sino porque una vez hechas se congelan y se van sacando conforme las vas necesitando. De este modo, siempre tendrás algo saludable para picar.

Las puedes tomar recién sacadas del congelador, como un helado, o bien como a mi más me gustan: sacadas del congelador a la nevera unas horas antes, y que estén cremosas por dentro… ¡una locura!

para 13 barritas aprox

Tiempo total

6 horas

Cooking time

30 minutos

Ingredientes para la base de brownie raw

  • 300g de nueces

  • 6 dátiles grandes o 12 pequeños

  • 40g de cacao en polvo

  • Pizca de sal

Ingredientes para el relleno

  • 200g de anacardos remojados de la noche anterior

  • Crema de coco (la parte espesa de una lata)

  • 180 ml de aceite de coco derretido

  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

  • 100g de sirope de agave o miel

  • Zumo de un limón

  • 200g de frambuesas

Ingredientes para la cobertura

  • 300g de chocolate negro

  • 50 ml de aceite de coco derretido

Paso a paso

  • Empezamos haciendo la base Poniendo todos los ingredientes en un procesador de alimentos hasta que se trituren e integren todos.
  • Forra un molde de unos 20X20 con papel vegetal y extiende la base uniformemente por la superficie y presionando bien.
  • Para el relleno debemos haber tenido los anacardos en remojo al menos 6 horas.
  • Los escurrimos y lo ponemos en el vaso de la batidora junto con la crema de coco, el zumo de limón, el aceite de coco, el extracto de vainilla y el sirope o miel.
  • Procesa bien hasta que no queden grumos y totalmente cremoso.
  • Vierte la mitad de la mezcla sobre la base de brownie y congela unos 20 minutos.
  • Pon las frambuesas en el resto de la mezcla y vuelve a triturar.
  • Pasado los 20 minutos, sírvela sobre la parte blanca de los anacardos.
  • Vuelve a congelar al menos 4 horas.
  • Cuando esté totalmente duro, sácalo y corta en barritas.
  • Para la cobertura, derrite el chocolate junto con el aceite de coco.
  • Baña las barritas en el chocolate.
  • Vuelve a llevar al congelador y sácalas conforme las vayas necesitando.
  • Puedes tomarlas congeladas a modo helado, o sacarlas unas horas antes a la nevera y tomarlas cremosas. Pero siempre en frío.