Muffins de avena y frambuesas

Unas deliciosas magdalenas y bien sanotas para desayunar, son una opción perfecta cuando tienes poco tiempo para tomarte en el desayuno, pero no quieres renunciar a desayunar saludablemente.

Son sin lactosa, sin harinas y tampoco llevan huevo, pero todo eso es prescindible para lograr la jugosidad que véis en la imagen que habla por si sola…

La preparación es algo peculiar. Se le suele llamar avena nocturna, porque hay que dejarla reposar la noche antes, pero es tan fácil que no te costará trabajo mezclar todo en un recipiente y hornear la mañana siguiente mientras te das una ducha.

ingredientes

  • 225gr de copos de avena enteros
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 330ml de bebida vegetal
  • 100 gr de sirope de agave o miel para no veganos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de canela
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de coco o de oliva
  • 20-25 frambuesas

Paso a paso

  • Pon la avena en un recipiente amplio. Añade la cucharada de chía.
  • Bañalas con la leche o bebida vegetal, el sirope de agave, el extracto de vainilla, la canela y la sal.
  • Mezcla bien todo junto hasta que estén integrados los ingredientes.
  • Tapa el recipiente con una tapa o papel film y reserva toda la noche en la nevera.
  • A la mañana siguiente, pon el horno a precalentar a 180º y destapa el recipiente con la mezcla.
  • Añade el aceite de coco derretido y la levadura química. Mezcla de nuevo.
  • Utiliza un molde para magdalenas y ponle en los huecos unas cápsulas de papel.
  • Rellena las cápsulas hasta el borde, e introduce 2 o 3 frambuesas en cada una.
  • Hornea durante unos 25 minutos, o hasta que cuando pinches con un palo, salga seco. No deben quedar demasiado doradas, y si ves que van tomando un color demasiado dorado, baja la temperatura del horno y aumenta los minutos de horneado.
  • Cuando las saques, tendrás unas magdalenas súper jugosas, saludables y muy energéticas.

Comments are closed.