Bizcocho de limón y mucho más

Y así es, este bizcocho está cargado de montones de ingredientes, y es lo que lo hace aún más delicioso. Lo he llamado de limón, porque es uno de sus ingredientes, pero bien podría ser de zanahoria, porque es un ingrediente que le va genial a los bizcochos. De hecho, el pastel de zanahoria, es uno de mis preferidos, sin duda.

Aunque este no se queda muy atrás. Va a ser uno de mis más habituales seguro. Lo hice un fin de semana que tuve en casa visita y fue todo un triunfo. Se terminó tan pronto que aún lo echo de menos 😅

Lleva un toque de cardamomo que creo que va a ser un ingrediente fundamental hasta ahora en mis bizcochos. Y el glaseado es lo que le da el toque final de perfección. Es de limón y le da un sabor fresco e intenso, con unas semillas de chía para hacer este efecto de punteo.

ingredientes

  • 320gr de harina de avena
  • 250gr de almendra molida
  • 250gr de panela
  • 2 zanahorias
  • 5 huevos
  • Ralladura 1 limón
  • Zumo de 1 limón
  • 40gr de nueces
  • 40gr de almendras
  • 40gr de chocolate negro picado
  • 200gr de mantequilla en pomada
  • 15gr de levadura química
  • 1 cucharadita de cardamomo en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal

ingredientes para el glaseado

  • 150gr de azúcar glas
  • Zumo de un limon
  • ! cucharada de semillas de chía

paso a paso

  • Pon en un bol amplio el azúcar con los huevos y la mantequilla. Bate con las varillas unos 5 minutos.
  • En otro bol mezcla: la harina, la levadura, el cardamomo, la almendra molida, y la sal.
  • Integra estos ingredientes secos, en la anterior de los huevos.
  • Ralla el limón y exprime su jugo. Añadelo.
  • Ralla o pica en un procesador las zanahorias.
  • Después pica las almendras, el chocolate y las nueces. Procura que no queden trozos muy pequeños. Queremos encontrarnos trocitos.
  • Intégralo en la mezcla.
  • Forra un molde para bizcochos con papel vegetal y vierte la masa sobre él.
  • Hornea a 180º durante 30 minutos.
  • Después cúbrelo con papel aluminio para evitar que se queme y baja la temperatura a 150º. Hornea de nuevo entre 20 y 30 minutos más, controlándolo de cerca con un palito de madera hasta que éste salga seco.
  • Una vez desmoldado y frío, prepara el glaseado.
  • Mezcla el azúcar glass con el zumo de un limón (puede que no lo tengas que poner todo) agrega poco a poco hasta que consigas una textura no demasiado líquida.
  • Vierte por encima y espolvorea unas semillas de chía y corta unas rodajas de limón.