Bastones de pan picantes

¿Eres de las que compra pan a diario? si os soy sincera, yo no. Suelo tener pan congelado para las tostadas del desayuno, pero casi nunca compro pan para comer. Pero no os creáis que no como, no podría vivir sin comer pan.

En su lugar, siempre tenemos un gran tarro de panecitos, colines o piquitos de pan. De ese modo, siempre tenemos pan a mano sin comprar a diario. La ventaja es que duran mucho tiempo frescos, ya que han perdido mucha cantidad de agua y están sequitos. 

Muchas veces horneo una gran cantidad, porque se que nos duran varias semanas y cada vez lo hago con sabores y aromas diferentes. Hoy me apetecía algo original, y hacerlos con un toque picante, pero está cargado de ingredientes que le dan mucho sabor. ¡Mira la receta!

ingredientes

  • 350g de harina de centeno
  • 1 cucharadita de levadura
  • 2 cucharaditas de pimentón de la Vera
  • 30g de parmesano rallado.
  • 1 cucharadita de ajo en polvo 
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de romero fresco picado
  • 230ml de agua
  • Unas gotitas de tabasco (al gusto de picante)
  • Sal en escamas 
  • 30g de maicena 

paso a paso

  • En un bol amplio mezclamos la harina,  la levadura, la sal, el ajo en polvo, el romero, el parmesano y el pimentón.
  • Le ponemos al agua unas gotas de tabasco al gusto de picante y lo añadimos a la harina.
  • Mezclamos hasta que se integren los ingredientes y amasamos unos minutos.
  • Hacemos una bola. Cortamos en 4 partes.
  • Espolvoreamos la encimera o mesa de trabajo con maicena y con ayuda de un rodillo estiramos una de las partes de masa hasta que quede fina de unos 2 mm.
  • Cortamos tiras de unos 5 cm con un cuchillo y hacemos un rulito con cada tira, hasta que se hagan redonditos.
  • No hace falta que queden perfectos.
  • Cuando los tengas, pincela con agua y espolvorea un poco de sal en escamas.
  • Hornea a 150º con calor arriba y abajo durante unos 15 o 20 minutos.
  • Comprueba que no queden blandos. Deben quedar duros.
  • Mientras están en el horno, continúa haciendo más tiras de masa, hasta terminar con ella.