Pastel de pistachos y té matcha sin gluten

Hacer las cosas bonitas cuesta muy poco y este pastel es un ejemplo de que con pocos detalles, podemos cambiar una receta normal en una espectacular. Es cuestión de ponerle pasión a lo que haces, de investigar y dejar volar la imaginación en la cocina. Así es como salen las grandes recetas, así que te animo a que a partir de ahora cuando hagas tus recetas de siempre, pienses en qué pequeños detalles pueden transformar tu receta para que luzca mejor e incluso parezca otra siendo la misma.

Esta vez he hecho un bizcocho con pistachos y té matcha. Para darle contraste y aportar un poco de jugosidad al bizcocho, le he puesto una crema muy sencilla con queso untable, un poco de azúcar glass y unas gotas de zumo de limón. Para mi, la mejor parte del pastel ?. Esta vez lo he decorado con unos higos porque estamos en plena temporada, pero con unos gajos de naranja o unas rodajas de kiwi, tiene que quedar de lo más colorido y bonito. Lo mejor siempre es atender a las temporadas de las frutas y recurrir a ellas.

Y si tú también quieres triunfar y que tus bizcochos luzcan así de bonitos, no pierdas de vista la receta!

Ingredientes para la masa

  • 200gr de harina de arroz
  • 120gr de pistachos molidos
  • 3 cucharaditas de levadura
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela
  • 250 ml de aceite (de coco o de oliva)
  • 2 yogures griegos
  • 3 cucharadas de té matcha
  • 120gr de miel o panela
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 120ml de leche de almendras u otra
  • 50gr de pistachos picados

Ingredientes para el glaseado

  • 250gr de queso en crema
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 2 cucharadas de azúcar glass
  • Fruta fresca para decorar

Paso a paso

  1. En un bol grande, añadiremos todos los ingredientes secos exceptuando el azúcar (harina, pistachos molidos, levadura, sal, canela y el té matcha) y los mezclamos.
  2. En otro recipiente batimos los huevos, ponemos el azúcar o la miel, añadimos el aceite de coco, los yogures, el extracto de vainilla y la leche de almendras.
  3. Mézclalo todo junto hasta que obtengas una masa uniforme.
  4. Una vez mezclado, añadimos los ingredientes húmedos al bol de la harina.
  5. Mezcla hasta que se unan y la masa quede sin grumos.
  6. Es momento de poner los pistachos picados e integrarlos en la mezcla.
  7. Lo volcamos a un molde rectangular, al que previamente hemos forrado con papel vegetal.
  8. Lo llevamos al horno a 150º durante aproximadamente 50 o 55´ (Lo controlaremos de cerca desde los 45´para evitar que se queme)
  9. Pasado el tiempo pinchamos con un palito para comprobar que no esté crudo por el centro y lo dejamos enfriar.
  10. Preparamos el glaseado.
  11. En un recipiente ponemos el queso en crema, el azúcar glass y el zumo de limón.
  12. Batimos con unas barillas hasta que quede uniforme.
  13. Untamos la superficie del bizcocho y decoramos con fruta fresca.

 

Comments are closed.