Tarta helada de cacahuete

Las tartas heladas son un recurso fantástico para las reuniones de verano, cumpleaños comidas, o tener a mano de postre. La clásica contessa, o el helado de corte, nos han acompañado durante toda la vida, y es el momento de hacer cambios, pero como siempre, para bien, sobre todo porque la vamos a hacer casera, y sin azúcares.
Aunque la he llamado tarta helada de cacahuete, realmente no podría decantarme por el sabor predominante de la tarta, esto va de una mezcla de chocolate, el cacahuete y coco, que casan a la perfección.
Para describiros la textura, pasa por varias, comenzando por la base, compacta para dar firmeza, ésta son sabor intenso a coco, el relleno, cremoso y con sabor a cacahuete, y la capa final de una fina capa de chocolate puro crujiente gracias al congelado.
Yo no sé vosotras, pero creo que cumple con muchos de los puntos para ser una tarta muy muy top para el verano, así que te anoto los ingredientes que no pueden faltar en tu próxima compra.

Ingredientes

  • 300gr de anacardos
  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • 3 cucharadas de cacao
  • 150gr de coco
  • 500 ml de nata muy fría
  • 200gr de dátiles
  • 250gr de mantequilla de cacahuete (casera)
  • 150gr de chocolate 80% cacao

Paso a paso

  1. En un procesador de alimentos añadimos los anacardos, el coco, el aceite de coco y el
    cacao y picamos hasta que quede triturado, pero no en exceso.
  2. Ponemos sobre la base de un molde desmontable, un papel de horno y cerramos el molde.
    Extendemos la mezcla que hemos procesado, uniformemente por toda la base presionando ligeramente y
    reservamos en la nevera.
  3. De nuevo en el procesador de alimentos, ponemos los dátiles y los trituramos, hasta
    que obtengamos una crema, a continuación, añadimos la crema de cacahuete, el
    extracto de vainilla y seguimos triturando, hasta obtener una mezcla uniforme.
  4. Montamos la nata, que estará muy fría, hasta obtener picos firmes.
  5. Una vez bien montada, integramos con movimientos envolventes la mezcla de
    cacahuete y dátiles poco a poco, hasta introducirla por completo.
  6. La servimos sobre la base.
  7. Fundimos el chocolate, lo dejamos templar, y servimos sobre la nata.
  8. Decoramos con unos cacahuetes picados, y congelamos al menos durante 5 horas.

Comments are closed.