Pastel de chocolate y AOVE

He aquí uno de los pasteles que más os ha gustado de los que tenemos hasta ahora… y son unos buenos pocos ya. ¿Qué tiene de especial este pastel de chocolate? Pues más cosas de las que pensé en un principio. Puesto fue un experimento intentando hacer un pastel de un remix de dos recetas. Al principio no las tenía todas conmigo, pero aún así, fui anotando los ingredientes y las cantidades que le iba poniendo, por si acaso, y ¡Menos mal! porque el resultado fue realmente increíble.

Es crujiente por la parte de fuera, de ahí que se vea algo resquebrajado, y el interior es muy jugoso y tierno, con una textura y sabor muy parecido a la tarta Sacher, pero más saludable y sencilla de hacer. Realmente la foto habla por si sola, es un pastel que le encanta a todo buen chocolatero, a los no tan chocolateros, incluso es apto para las personas intolerantes al gluten. Son todo ventajas hacer este pastel, por eso estoy tan absolutamente enamorada de él, y cuando se terminó, no me quedó más remedio que hacerlo de nuevo.

El sabor del chocolate es intenso, ya que vamos a utilizar chocolate con un mínimo de cacao de un 75% de este modo es aún más saludable y el sabor a cacao más potente, que terminaremos culminando el pastel con un poco de cacao en polvo sin azúcar ni materia grasa, para culminar con una presentación sutil, pero que nada más necesita.

Ingredientes

  • 200gr de chocolate con más de 75% cacao
  • 125ml de aceite de oliva virgen extra
  • 300gr de azúcar
  • 5 cucharadas de almendra molida
  • 2 cucharadas de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de sal
  • 7 huevos
  • 2 cucharadas de cacao en polvo (para adornar)

Paso a paso

  1. Lo primero que haremos será precalentar el horno a 150º
  2. El siguiente paso será derretir el chocolate al baño maría, añadimos el aceite de oliva, y mezclamos.
  3. Retiramos del fuego, le añadimos la mitad del azúcar, y lo dejamos templar.
  4. Mientras se templa el chocolate, separamos las claras de las yemas.
  5. En un bol muy amplio, montamos las claras a punto de nieve, añadiendo poco a poco el azúcar que nos queda, hasta conseguir picos firmes.
  6. Reservamos las claras, y volvemos al chocolate.
  7. Ya templado, añadimos la pizca de sal, el extracto de vainilla, la almendra en polvo, y mezclamos bien.
  8. Añadimos las yemas una a una e integramos bien.
  9. Una vez lista la mezcla del chocolate, lo añadimos poco a poco a las claras montadas, e integramos todo junto con movimientos envolventes.
  10. ponemos un papel de horno en la base del molde desmontable, y untamos las paredes con aceite de oliva.
  11. Vertemos la masa sobre el molde, y lo llevamos al horno, y lo cocemos a 150º durante unos 50 o 55 minutos, controlándolo de cerca desde los 45 minutos, para que no se nos queme. Estará listo cuando al introducir un palito en el centro, éste salga seco.

Comments are closed.