Tartaleta de chocolate y té matcha

¡Qué ganas tenía de hacer una receta con té matcha! y tenía que ser verde, muy verde ¿Ya lo habéis probado? Es un superalimento con montones de propiedades, y además muy versátil para su uso, tanto que lo he utilizado para cocinar este rico pastel de tartaleta de chocolate blanco, con una base de masa quebrada al cacao, con sorpresa…. ¡un chorrito de vodka!?Te aseguro que es una combinación perfecta, dulce, toque amargo del té, y si le pones unas frambuesas o unas fruta fresca… ya si que se sale.

La textura es consistente, es un pastel que queda bastante firme y se toma frío, por lo que te aguanta varios días en la nevera, si es que puedes aguantar la tentación… es importante que pongas las frutas como yo, en el trozo que vayas a comer o justo antes de servir, porque puede ensuciar el pastel, o no verse muy fresca, por eso el toque lo damos en el último momento, aunque también puedes sustituir la fruta por un poco de crema, nata o sirope.

Ingredientes para la masa quebrada

  • 150 g de mantequilla muy fría
  • 80 g de azúcar
  • 200 g de harina
  • 40 g de cacao puro en polvo
  • Una cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas e vodka frío

Ingredientes para el relleno

  • 400 g de chocolate blanco
  • 200 g de mascarpone
  • 200 ml de nata para montar
  • 50 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de té matcha

Paso a paso para la base

  1. En un bol amplio ponemos todos los ingredientes para la base, con la mantequilla cortada en tacos, y mezclamos todo bien con ayuda de las manos, hasta que se integre todo bien.
  2. Hacemos una bola, y la reservamos en la nevera un par de horas.
  3. Pasado el tiempo, ponemos la bola de masa entre 2 papeles de hornear, y con la ayuda de un rodillo la estiramos hasta conseguir un diámetro mayor al de nuestro molde.
  4. Una vez estirada y con un grosor de unos 0,5 cm, la ponemos sobre el molde, la ajustamos bien a los bordes, y retiramos el sobrante.
  5. Cubrimos con un papel de hornear, y rellenamos con unas legumbres para aportar peso y que no pierda su forma al hornear.
  6. Metemos el molde con la masa en el congelador, mientras precalentamos el horno.
  7. Con el horno ya caliente, introducimos el molde y cocinamos 15 minutos, pasado el tiempo, retiramos las legumbres y seguimos cocinando otros 10 minutos.
  8. No desmoldamos hasta que la masa se enfríe por completo.

Paso a paso el relleno

  1. Preparamos el relleno mientras la masa se enfría.
  2. En una olla al fuego, ponemos la nata hasta que empiece a hervir, y apartamos. Añadimos el chocolate y la mantequilla y deshacemos.
  3. Añadimos el mascarpone y movemos hasta que se integre por completo.
  4. Por último, añadimos el té matcha, y volvemos a mover hasta que se deshaga y el color sea homogéneo.
  5. Desmoldamos la masa, y vertemos el relleno sobre ella.
  6. Refrigeramos el pastel durante al menos 2 horas, aunque este es uno de esos pasteles que están mejor de un día para otro.
  7. Servimos con un poco de fruta fresca en el momento de tomar.

Comments are closed.