Pizza rosa de quinoa y remolacha

Comer de color rosađź’—

Es sin duda la mejor pizza de quinoa que he hecho jamás. Desde que descubrí el polvo de remolacha, solo pienso en ponerlo todo rosa, y pensé que una pizza rosa debería ser 💟 y si además, la hacía saludable iba a sería doble 💟💟. Quería que el color destacara, se viera aún más bonita y bien rosa, por lo que la he rellenado con ingredientes ricos y sanos, pero que le dieran mucha vida y contraste al rosa.

Está bien que sepas que le puedes poner de todo, y hacer incluso como una pizza normal, con tomate, queso… lo Ăşnico que debes variar es que al hornear, debes hacer mitad de la cocciĂłn solo a la masa, y la otra mitad de la cocciĂłn, con los ingredientes encima para que se cocinen, ya que la que yo he preparado lleva los ingredientes frĂ­os y post horno. En definitiva, una pizza diferente y original sin amasados ni horas de espera de levado de masas, y que nada tiene que envidiar a una pizza normal, y que además sacia mucho más de lo que parece. AsĂ­ que no lo dudes, y come rosa.

Ingredientes para la base

  • 250g de quinoa
  • 30 ml de agua o jugo de remolacha
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 1 cucharada de perejil en polvo
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para la salsa de queso

  • 1 yogurt natural
  • 1 mozzarella
  • 1 pizca de sal

 

La base paso a paso

  1. Para comenzar, debemos tener la quinoa en remojo al menos 3 horas.
  2. Una vez ya remojada, la pasamos a un vaso batidor junto con el resto de ingredientes, y batimos bien con paciencia hasta que quede una pasta uniforme. Si se queda muy pasta, rectificaremos con agua, pero no debe quedar muy lĂ­quida.
  3. En una bandeja de horno, con una papel vegetal, extendemos la masa haciendo forma redonda.
  4. Horneamos durante 15 o 20 minutos.

Salsa de queso paso a paso

  1. En un baso batidor, ponemos el yogurt, el queso, y la sal.
  2. Trituramos y extendemos sobre la base ya horneada.

Para terminar, le he puesto un puñado de rúcula, medio aguacate troceado, y unas semillas de sésamo negro

Comments are closed.