Cheesecake fría de café

Especialmente pensada para el día de la madre, es una versión de la cheesecake con un punto diferente, que a los más cafeteros nos apasiona. Esta receta queda especialmente cremosa, jugosa y aireada. La he hecho con la i- companion XL en un momento, desde la base, hasta la cobertura.

No lleva gluten y la base está hecha con ingredientes saludables, evitando el uso de galletas ultra procesadas. La parte de la cheesecake está hecha con mascarpone. El resultado con este tipo de queso junto con la nata, que debe ir siempre montada, es especialmente cremoso. Y la última capa, compuesta por chocolate, el contraste perfecto de sabores para una cheesecake de café al más puro estilo capuchino.

Una receta perfecta para celebrar, disfrutar y saborear en familia. Anota o imprime la receta, porque te prometo que es la cheesecake definitiva.

Cheesecake fría de café

4 from 4 votes
Course: Postres, Recetario, Sorprende a tus amigos, Tartas
Para

10

raciones
tiempo de preparación

35

minutes
Tiempo de enfriado

6

hours 

Ingredientes para la base

  • 200 g almendras crudas

  • 150 g avena

  • 100 g aceite de coco o mantequilla

  • 2/3 cucharadas de miel

  • INGREDIENTES PARA EL RELLENO
  • 500 g queso mascarpone

  • 300 ml nata para montar muy fría

  • 100 g panela o azúcar morena

  • 200 ml café

  • 1/2 sobres café soluble (opcional)

  • 1 sobre (10g) gelatina neutra en polvo

  • INGREDIENTES PARA LA COBERTURA (OPCIONAL)
  • 100 ml nata

  • 100 g chocolate negro

Paso a paso

  • Lo primero que haremos será triturar los ingredientes de la base: almendras, avena, miel y aceite de coco o mantequilla. Hazlo hasta que consigas una textura similar a la tierra y los trozos sean iguales. Con la i- Companion XL con la cuchilla ultrablade, a velocidad 11 durante 4 minutos.
  • Hidrata la gelatina en 50 ml de agua fría y reserva.
  • Forra un molde desmontable con papel vegetal y extiende la base sobre él, uniformemente y presiona para que quede compacta. Reserva.
  • Continuamos con el relleno, montando la nata muy fría (accesorio mariposa a velocidad 10, durante 45 segundos). Si no está muy fría, no montará.
  • Mientras se monta la nata, en un bol aparte, mezcla muy bien el mascarpone con el azúcar. Después, intégralo a la nata y vuelve a batir (accesorio mariposa a velocidad 10, durante 1 minuto) debe quedar voluminoso, esponjoso y brillante.
  • Recupera la gelatina, que se hará quedado dura y calientala unos segundos en el microondas solo hasta que se vuelva líquido, sin que se caliente demasiado o perderá su efectividad.
  • Mezcla el café con la gelatina ya líquida e intégrala poco a poco al resto de la mezcla mientras bates. Si prefieres un sabor a café más intenso, añade 1 o 2 sobres de café soluble. (accesorio mariposa a velocidad 10, durante 1 minuto)
  • Cuando esté todo integrado vuelca la mezcla en el molde, sobre la base. Extiende uniformemente.
  • Para hacer la cobertura de chocolate, derrítelo en el microondas y mezclalo con la nata. Deja templar y vierte sobre la cheesecake.
  • Llévalo a la nevera durante al menos 6 horas para que coja consistencia.

Notas

  • Puedes sustituir la gelatina en polvo por agar agar o gelatina en láminas siguiendo las instrucciones del envase.

¿Vas a hacer esta receta?

Etiquétame @tictacyummy y la compartiré ^^