Granola crujiente

Cuando pruebes la granola, no la podrás dejar jamás. Mucha gente ya la hace en casa y te aseguro que no hay nada mejor para incorporar a tu desayuno. Lo ideal es tomarlo con un lácteo y fruta fresca, de este modo tu desayuno será de lo más completo.

Hay muchas recetas para hacer granola y ésta es una de ellas, pero cuando descubras los ingredientes y lo fácil que se hace, te darás cuenta que personalizarla es lo mejor del mundo.

Es cierto que existen unos ingredientes base: Avena, grasa, edulcorante, frutos secos, semillas e incluso especias. Todo esto es intercambiable y variable. La grasa que pongas puede ser en forma de aceite de coco, de oliva o como en este caso de Mantequilla Valio. Igual ocurre con el edulcorante: miel, azúcar, sirope o dulce de dátil. Y como soy muy amiga de las abejas, en ésta utilizo miel y polen.

Pon los frutos secos que más te gusten, pero siempre en crudo. Espéciala si te gustan los sabores intensos: Canela, cacao, jengibre… ésto es pura imaginación al poder. Pero para empezar, puedes seguir esta receta para ir conociendo cómo hacer tu propia versión de granola en casa… ¡y prepárate para inundar tu casa del mejor ambientador!

ingredientes

  • 200gr de copos de avena enteros
  • 100gr de anacardos crudos
  • 30gr de pipas de calabaza
  • 30gr de pipas de girasol
  • 100gr de almendras crudas
  • 3 cucharadas de semillas variadas (lino, sésamo, chía…)
  • 20gr de coco seco en láminas
  • 2 cucharadas colmadas de polen
  • 4 cucharadas colmadas de miel
  • 40gr de Mantequilla Valio

paso a paso

  • Lo primero que vamos a hacer es poner a precalentar el horno a 150º
  • Después picamos un poco las almendras y anacardos para que no tengan un tamaño más pequeño.
  • Coge un bol amplio y pon los copos de avena, las almendras y anacardos picados, las pipas de calabaza y de girasol, las semillas y el polen. (Es momento de poner si te gusta alguna especia)
  • Mezcla los ingredientes.
  • Funde la mantequilla e incorpórala al bol.
  • Pon también la miel. (sustituible por siropes, dulce de dátil…)
  • Es hora de mezclar bien todo junto. Usa una pala de madera o incluso las manos. Pero asegúrate que todo quede bien impregnado.
  • Extiéndelo sobre una bandeja de horno.
  • Hornea durante unos 7 u 8 minutos.
  • Saca la bandeja y muévela. Los bordes se doran antes.
  • Vuelve a meter otros 7 u 8 minutos, pero no despegues la vista del horno, a partir de este momento se dora muy pronto y se te puede quemar sin que te des cuenta.
  • El tiempo total depende de cada horno, es por eso que el tiempo puede variar entre 15 o 20 minutos.
  • Cuando tenga el dorado que quieres, sácala y déjala enfriar por completo.
  • Pasados unos minutos estará fría y dura.
  • Rómpela con ayuda de una paleta, ponle el coco deshidratado y guarda en un tarro hermético.
  • Te aguantará varias semanas crujientes como el primer día.