Galletas abizcochadas saludables de plátano y chocolate

Sin gluten, sin lácteos, sin azúcar refinado, y buenísimas.

¡Si se puede! Comer unas ricas galletas abizcochadas sabiendo lo que comes, que es sano, y sin remordimientos. Porque están hechas con ingredientes alternativos a los refinados e industriales, que si aún no los tienes, debes hacerte con ellos. No son difíciles de encontrar, y poco irás sustituyendo azúcares y harinas refinados, por lo que no,  Es muy importante saber lo que comemos y cuidarse, y más si eres intolerante o alérgico a alimentos, o incluso si estás a dieta, estas galletas son para ti. Como desayuno, merienda, o snack para picar entre horas.

La preparación de estas galletas va por fases. El primer paso es hacer la masa, y cocerla, en una placa o molde de unos 30×20 cm de diámetro. El resultado será un bizcocho tierno y jugoso. Aquí tienes varias opciones. Yo con un cortapastas redondo, fui cortando toda la masa, para obtener las galletas, pero puedes hacerlo con un cuchillo y simplemente cortar cuadraditos, o la forma que prefieras. El último paso será pasarlas por un baño de chocolate puro sin azúcar. El toque final, y antes e que se endurezca el chocolate, picar unos pistachos u otro fruto seco, y espolvorear por encima.

Ingredientes

  • 220g de harina de avena
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 3 cucharadas de miel
  • 50ml de aceite de coco
  • 3 huevos
  • 1 manzana
  • 3 plátanos maduros
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 50ml de leche de avena o similar
  • 150g de chocolate puro
  • 1 puñado de pistachos o similar

Paso a paso

  1. El primer paso es pelar los plátanos y en un bol, aplastarlos con la ayuda de un tenedor.
  2. Rallamos sobre el plátano una manzana pelada.
  3. Añadimos los huevos y batimos todo.
  4. Añade el extracto de vainilla, el aceite de coco, el vinagre, la miel, la leche y mezcla todo muy bien.
  5. A continuación, añade poco a poco todos los ingredientes secos, y mueve hasta que se integren todos muy bien.
  6. Extiende la masa en una placa o molde para horno, de unos 30×20 cm, y hornea unos 30´ a 180º, o hasta que cuando introduzcas un palo de madera, salga seco.
  7. Una vez cocido, dejamos enfriar, y desmoldamos.
  8. Con ayuda de un cortapastas redondo, vamos cortando toda la masa, hasta que tengamos las galletas, aprovechando al máximo la base. si no disponemos de cortapastas, puedes usar un tapón o un vaso, o simplemente cortar la masa en cuadraditos, con la ayuda de un cuchillo. De este modo no tendrás masa sobrante de los recortes.
  9. Fundimos el chocolate al baño maría en un cazo pequeño, y vamos bañando las galletas.
  10. Antes de que se endurezca el chocolate, espolvoreamos con unos pistachos picados, y enfriamos.

Enjoy!

Comments are closed.