Hummus de guisantes

Hummus para desayunar, comer y cenar.

El humus siempre, siempre es una buena opción, pero vamos a salir de la rutina y a preparar uno diferente, pero como siempre, intentando aprovechar las temporadas de los alimentos, y esta vez pasando por el mercado, vi unos guisantes frescos en vaina, y se me vino rápidamente a la mente, hacer un hummus diferente, e incluso obviar los garbanzos, ya que los guisantes al ser una legumbre, me aportan una textura muy similar a la de los garbanzos. Pero si no tienes unos frescos a mano, o no es temporada, los guisantes enlatados o los congelados, son muy buena opción, económica y fácil de encontrar, seguro que hasta sin salir de casa.

Últimamente procuro que mis picoteos o tentempiés sean lo más saludables posible, y unos crudités con este hummus, es uno de mis favoritos. Normalmente suelo hacer para llenar un buen taper, y guardar en la nevera, incluso en el desayuno con una tostada de pan integral es perfecto. Es como el recurso perfecto en la nevera para tener siempre a mano, incluso para sacar de aperitivo, o llevar de picnic. Siempre se acaba rebañando el tarro sin quedar ni rastro, porque es algo que gusta a todo el mundo.

El hummus es una receta que es muy sencilla y rápida de preparar, así que cuando vayas al súper y veas el hummus ya preparado, NO LO COMPRES, hazlo tú misma en casa, que siempre va a merecer la pena, y será mucho más saludable. Hacerlo con imaginación, e ir innovando. Esta semana de guisantes, la siguiente de remolacha y la siguiente de calabaza… así que ¡vamos con la de guisantes!

Ingredientes

  • 1 Taza de guisantes
  • 1/2 aguacate
  • 1 diente de ajo
  • Zumo de medio limón
  • 1 cucharadirta de tahini (pasta de sésamo)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

Paso a paso

  1. Si vamos a utilizar guisantes frescos, los cocemos entorno a  20 minutos o hasta que estén tiernos. Si los haces al vapor, necesitarán alrededor de 10 minutos. Si los que vas a usar son congelados, ponlos directamente en la olla con agua hirviendo y cuece durante 7 minutos aproximadamente.
  2. Una vez que los tengamos listos, ponlos en un vaso de batidora.
  3. Separa medio aguacate, y ponlo en el vaso junto con los guisantes.
  4. Añade un diente de ajo, una cucharadita de tanihi (si no tienes, puedes obviarlo), el aceite de oliva y el zumo de medio limón.
  5. Tritura todo junto, hasta que se integren todos los ingredientes y no quede ningún grumito.
  6. Sirve en un recipiente con un chorrito de aceite de oliva por encima, para evitar que se seque la capa superior, enfríalo, consérvalo en la nevera y consúmelo en unos 2 o 3 días. (si llega)

Comments are closed.