Bundt cake de limón y cardamomo

Otra versión más de mis bizcochos que no pueden faltar en casa ninguna semana, esta vez en formato mini e individual. Siempre he pensado que es de las cosas más agradecidas y recurrentes para cualquier momento ya sea desayuno, merienda o media mañana y si me apuras para cenar con una gran taza de chocolate… Y aunque hace no mucho ya hice el de limón, naranja y zanahoria, que es una versión parecida de éstos, pero en formato bizcocho, esta vez no me podía resistir a hacerlos en unos mini moldes para bundt cake, que tenía que estrenar más pronto que tarde, aunque lo puedes hacer exactamente igual con un molde grande.

Esta vez, lo he hecho únicamente con aromáticos cítricos, puesto que por aquí va llegando el buen tiempo y apetecen más sabores así frescos y si lo acompañas de una limonada bien fresquita, es el mejor complemento. Es por ello que es muy importante utilizar un buen instrumento que le saque todo el partido a tus limones, y como siempre me preguntáis cuáles son los electrodomésticos que utilizo para mis elaboraciones, he usado éste práctico exprimidor de Panasonic que sacaré gran partido a partir de esta fecha para mis limonadas diarias ✌

Pero realmente ¿Cuál es la diferencia entre un bizcocho y un bundt cake? Pues la única diferencia es la forma, no existe una receta única para ellos, y existe gran variedad de estos moldes con diferentes tipos de hendiduras y formas perfectas para rociar con algún glaseado como este de zumo de limón que baña este delicioso bundt cake 🤤

Y como se que os han entrado muchísimas ganas de hacerlo, os dejo la receta para que la pongáis en práctica tan pronto como podáis 😉

ingredientes

  • 120gr de harina de avena
  • 35gr de harina de almendras
  • 100gr de panela
  • 60ml de aceite de coco o de oliva virgen
  • 2 huevos ecológicos
  • 60ml de leche de coco
  • Ralladura de un limón
  • Zumo de 1 limón
  • 1 cucharada de levadura química
  • 1 cucharadita de cardamomo en polvo
  • 3 cucharadas de semillas de amapola

ingredientes para el glaseado

  • 200gr de azúcar glass
  • Unas gotas de zumo de limón
  • Ralladura de limón
  • 2 cucharadas de semillas de amapola

Paso a paso

  • Lo primero que haremos será precalentar el horno a 180º y rociar el molde con aceite o mantequilla para evitar que se nos pegue. Resérvalo.
  • A continuación en un bol muy amplio, ponemos la harina de avena, la de almendra, el cardamomo, la levadura y las semillas de amapola. Mezcla para integrar los ingredientes.
  • En otro recipiente añade los huevos junto con la panela y bate unos minutos hasta que aumenten su volumen.
  • Añade el aceite y la leche de coco. Vuelve a mezclar.
  • Ralla ahora el limón, e intégralo al huevo.
  • Después, exprime el limón y añade al resto de ingredientes mezclando de nuevo.
  • Es momento de unir las dos mezclas de tal modo que el contenido del recipiente más pequeño, pase al de mayor volumen.
  • Integra bien los ingredientes hasta que obtengas una masa uniforme.
  • Y entonces es momento de introducirlo en el horno durante unos 45- 50 minutos, vigilando de cerca desde los 35 minutos para evitar que se nos queme. Lo tendrás listo cuando al meter un palito de madera, ése salga seco.
  • Cuando lo tengas horneado y frío, haz el glaseado con el azúcar glas, añadiendo poco a poco unas gotitas de zumo de limón hasta que obtengas una textura líquida pero espesa.
  • Espolvorea unas semillas de amapola y decora con unas rodajas de limón.