Pastel de calabacín y doble chocolate

Sabía que ibas a venir directa a esta receta. Es cuanto menos llamativa. Y no, no me he mezclado una receta con otra al usar calabacín, es un pastel que entre sus ingredientes, lleva calabacín., pero también mucho chocolate, y es que una cosa no está reñida con la otra. El uso de verduras, tubérculos y legumbres en la repostería es una práctica cada vez más habitual. Muchas veces por sustituir ingredientes que no todos toleran, o bien para aportar una textura más jugosa.

De todas formas, el sabor no es apreciable, pero si la textura. No tienes más que ver la foto y desear un buen trozo de él. Te cuento el resto de los ingredientes y el paso a paso un poco más abajo.

Ingredientes

  • 300gr de calabacín finamente rallado o triturado
  • 250gr de harina de avena
  • 4 huevos
  • 260gr de panela o azúcar moreno
  • 120ml de leche o bebida vegetal
  • 120ml de aceite de oliva virgen
  • 80gr de cacao el polvo sin grasa ni azúcar
  • 1 sobre de levadura química
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el glaseado

  • 300ml de agua
  • 2 cucharadas colmadas de maicena
  • 300gr de chocolate +75% cacao

Paso a paso

  • Lo primero que vamos a hacer es poner a precalentar el horno a 180º y forrar un molde de pastel o bizcocho, con papel vegetal.
  • Después trituramos o rallamos el calabacín y lo añadimos a un bol amplio, a continuación añadimos el azúcar, los huevos y batimos.
  • Agrega el aceite, la leche y el extracto de vainilla. Vuelve a mezclar.
  • En otro bol, mezcla la harina de avena, (que puedes hacer tú misma triturando finamente copos de avena), el cacao, la levadura y la sal.
  • Tamiza estos ingredientes secos a la mezcla anterior del calabacín.
  • Mezcla bien con ayuda de una varilla.
  • Sirve la masa sobre el molde forrado y hornea durante unos 25 minutos o hasta que cuando introduzcas un palito, éste salga seco.
  • Una vez horneado lo sacamos y dejamos enfriar.
  • Para el glaseado mezcla la maicena en el agua fría y después ponlo en un cazo al fuego.
  • Cuando esté caliente no dejes de moverlo para que no salgan grumos, y añade el chocolate en trozos. Mueve bien hasta que el chocolate se deshaga y evitar que salgan grumos.
  • Dale la vuelta al pastel, de tal modo que la parte más inflada quede abajo, e inmediatamente sirve el glaseado por encima y entiéndelo antes de que endurezca.
  • Sirve unas virutas de chocolate por encima.
  • Una vez hecha, conservar en la nevera.

Comments are closed.