Pastel de galletas con forma corazón

San Valentín me ha engordado 💞

Es San Valentín, y soy una enamorada del amor en todas sus posibilidades, pero la verdad es que nunca lo he celebrado como tal, pero hace poco vi en las redes una foto que me inspiró a hacer de San Valentín, todo lo empalagoso que nunca lo había sido para mi, y para que nos vamos a engañar, lo he disfrutado y mucho, haciéndolo pero sobre todo comiéndomelo. Así que he decidido que este año, San Valentín engorde mi amor, y el de todos los que coman de mi pastel, porque os aseguro que enamora solo de verlo.😍

Pero pongámonos serias hablando de la receta y sus posibilidades, porque os cuento que yo esta vez la he hecho de galleta (como las de navidad, pero a lo grande), pero puedes usar bizcocho, hojaldre o masa quebrada.

Lo mejor es, que para dar forma, no necesitas comprar ningún molde. Yo no tengo buen pulso ni soy buena dibujanta, así que imprimí un corazón doble, del tamaño de mi bandeja de horno, para que fuera todo lo grande que esta admitiera. Lo recortas como en el cole, y lo utilizas como molde para cortar la masa. De igual forma puedes hacerlo si prefieres hacer una estrella, una flor o un número.

La decoración es la parte más divertida. Flores, gominolas, chocolates… lo que quieras poner para darle tu toque love.

Ingredientes

  • 450g de harina
  • 1 huevo grande a temperatura ambiente
  • 100g de almendra molida o 50g más de harina
  • 259g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200g de azúcar glass
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para el relleno

  • 250g de queso de untar frío
  • 600ml de nata para montar muy fría
  • 150g de azúcar glass
  • 7g de gelatina en polvo neutra
  • 40ml de agua fría

Paso a paso

  1. En un bol, tamizados la harina, la almendra en polvo y la sal.
  2. En otro bol, añadimos la mantequilla en trozos y la azúcar tamizada y mezclamos bien con la batidora de varillas. A continuación añadimos el huevo y la vainilla, y seguimos batiendo.
  3. Una vez estos ingredientes todos integrados, y sin parar de batir, vamos añadiendo poco a poco la mezcla de harina, hasta integrarla por completo.
  4. Cortamos la masa en dos partes, y las hacemos bola.
  5. Con ayuda de un papel de horno por debajo de la masa, y otra por encima, vamos aplanando la masa con un rodillo, hasta que cubra el diámetro que necesitamos, y tenga un grosor de unos 2mm.
  6. Haremos lo mismo con la otra bola de masa, y una vez estiradas, las enfriamos para que la masa endurezca.
  7. Una vez enfriadas y duras, ponemos la plantilla sobre la masa, y la recortamos con un la punta de un cuchillo, y retiramos la masa sobrante. Lo mismo en la otra.
  8. Con el horno precalentado, horneamos las galletas de una en una, durante 10 0 15 minutos, o hasta que los bordes empiecen a dorarse ligeramente.
  9. Ten mucho cuidado cuando las saques del horno, porque son muy delicadas. Procura enfriarlas por completo antes de sacarlas de la bandeja.
  10. Mientras, hacemos el relleno.
  11. En un vasito ponemos la gelatina y el agua fría para hidratarla y la dejamos reposar 10 minutos hasta que endurezca.
  12. Pasado el tiempo, estará dura, así que la metemos en el microondas unos segundos hasta que se vuelva líquida.
  13. en un bol muy amplio, añadimos la nata y el queso muy frío, y la batimos bien con la batidora de varillas hasta que esté medio montado.
  14. En este punto, añadimos el azúcar glass tamozado, y seguimos batiendo hasta que esté casi casi montada.
  15. Es el momento de añadir la gelatina, y terminamos de montar por completo.
  16. Ya tenemos listo el relleno, así que lo pasamos a una manga pastelera, sin boquilla, y vamos poniendo copitos alrededor de toda la galleta por los bordes, hasta cubrirla por completo. Ponemos la otra capa de galleta justo encima, y volvemos a cubrirla de copitos de crema.
  17. La decoración es libre. Flores, macarons, frutos rojos y bolitas de chocolate es lo que he usado para decorar mi amoroso pastel.

Comments are closed.