Vodka amargo de pomelo

A todo color con este cóctel tan, tan bonito que hemos preparado, para celebrar nuestro sábado noche de cada semana. Tenía unos pomelos de hacer un postre, y unas granadas que me traje del pueblo de temporada, que me encanta usar para tomarla sola, en ensaladas, postres… y cómo no, en este cóctel a modo de topping. A pesar de que el pomelo tiene un sabor fuerte, no lleva nada de azúcar añadido, estaban bien maduros, y el sabor de este zumo me conquistó al natural. Puede que lo encuentres ya preparado, pero creo que el sabor natural de la fruta es insustituible.

Ingredientes

  • Una medida de vodka (30ml)
  • 3 pomelos
  • 2 cucharadas de granada
  • Unas ramas frescas de tomillo
  • 2 tazas de hielo roto

paso a paso

  1. Exprimimos 2 pomelos para hacer zumo, y con el que nos queda, cortamos unas rodajas de unos 3mm de grosor.
  2. En un vaso, ponemos el hielo roto casi hasta arriba, servimos la medida de vodka, y el zumo de pomelo, mezclamos con ayuda de una cucharilla de bar, y le espolvoreamos unos granos de granada.
  3. Para poner el broche final, colocamos encima nuestra rodaja de pomelo. Mi vaso tiene el tamaño perfecto para que se mantenga de pie, pero si el tuyo no encaja, puedes ponerlo en el borde del vaso, haciendo un corte al pomelo, quedará igual bonito.
  4. Unas ramitas de tomillo para decorar y darle color verde y sabor fresco.

Comments are closed.