Pizza 100% vegetal de aguacate y verduras

¡Verde que te quiero verde! ¿pizza o ensalada? Pues este es el resultado de un original mix entre pizza y ensalada, apta para todos los públicos. Es frondosa y ajardinada, pero a pesar de ser 100% vegetal, es muy, muy sabrosa. Distintos vegetales con texturas muy diferentes son la clave del éxito de esta pizza, el suave del aguacate, el crujiente del kale, y frescor de los brotes verdes, que junto con la masa casera integral hace de esta pizza una cena saludable, para volver a la normalidad después de las vacaciones.  Atrévete a probarla y repetirás.

Ingredientes para la masa

  • 500g de harina integral
  • 25g de levadura fresca
  • 300 ml de agua tibia
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharadita de sal

Ingredientes para la pizza

  • 2 aguacates
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de tahín
  • 3 cucharadas de aceite
  • 2 puñados de kale
  • brotes verdes frescos (berros, espicacas, rúcula…)
  • Perejil
  • 1 yogurt de soja natural
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • sal
  • Pimienta

Paso a paso

  1. Ponemos sobre la encimera limpia, la harina integral en forma de nido. En el centro, desmigamos la levadura, el aceite, el azúcar y un poco de agua tibia.
  2. En los bordes del nido, ponemos la sal, para evitar que entre en contacto con la levadura.
  3. Disolvemos la levadura poco a poco integrándola en la masa mientras terminamos de añadir todo el agua.
  4. Amasar durante unos 10 minutos hasta que la masa no se pegue a los dedos, rectificando con harina o con agua siempre que sea necesario. Una vez que la masa tenga consistencia elástica, la hacemos una bola, y la dejamos reposar con un paño tapada durante 30 minutos, para que crezca por el efecto de la levadura.
  5. Una vez pasado el tiempo, cortamos la masa en 3 trozos iguales y los dejamos reposar otros 15 minutos.
  6. Cogemos los los trozos un a uno y los estiramos bien, con ayuda de un rodillo hasta conseguir la forma y grosor de una pizza.
  7. Horneamos la masa que vayamos a cocinar durante unos 10 minutos, y el resto lo congelamos para usarlo en otra ocasión.
  8. Mientras hacemos el hummus de aguacate, en un vaso batidor, ponemos un aguacate, la cucharadita de tahín, el aceite, ajo y una pizca de sal. Trituramos todo bien y esta será la base para nuestra pizza.
  9. Cuando esté la pizza cocida la sacamos del horno, y en la misma bandeja con un poco de aceite, ponemos el kale extendido con una pizca de sal. Horneamos durante 5 minutos o hasta que los bordes comiencen a oscurecer y esté crujiente.
  10. Extendemos el hummus por toda la masa, sin dejar huecos, por encima ponemos el kale al horno, unas rodajas de aguacate, los brotes verdes y el perejil picado.
  11. Batimos un yogurt de soja natural junto con una cucharada de salsa de soja, una pizca de sal y pimienta, y hacemos unos hilos de salsa por toda la pizza, y está lista para comer.

 

Comments are closed.