Pastel filo forma de flor – Muy crujiente

Este pastel tan peculiar, resulta ser uno de los más sencillos que he hecho nunca. Puede parecer delicado o complicado de hacer, por su aspecto en forma de flor, pero nada de eso. Para esta receta, la pasta filo es nuestro ingrediente amigo y muy agradecido, y que junto con otros ingredientes muy básicos harán que consigamos un fantástico postre muy fuera de lo común, súper crujiente por fuera y jugoso por dentro. Todo un espectáculo “crunchy”

Ingredientes

  • 1 paquete de pasta filo o brick
  • 40 g mantequilla
  • 3 huevos
  • 300 ml de leche
  • 2 cucharadas de canela
  • 50 g azúcar
  • Azúcar glass

Paso a paso

  1. En primer lugar, ponemos nuestros hornos en marcha, a 150º
  2. Desplegamos nuestras láminas de pasta filo en una superficie amplia y lisa, y las pintamos de una en una por ambos lados, con la mantequilla derretida.
  3. Una vez que tengamos la primera lámina lista, la plegamos como un acordeón, empezando por uno de los extremos, hasta el final.
  4. En un molde redondo, ponemos la primera lámina con forma de acordeón y enrollada en el centro, y repetiremos el mismo paso con el resto, plegando las láminas con forma de acordeón, y enrollando a continuación de la primera, del centro del molde hasta terminar por el borde, haciendo forma de flor.
  5. Una vez que tengamos todo el molde completo, la metemos en el horno a 150º durante 20 minutos.
  6. Mientras, en un bol amplio batimos la leche con los huevos, el azúcar y la canela.
  7. Pasados los 20 minutos, añadimos la mezcla sobre el molde con nuestra flor ya tostada, repartiéndolo equitativamente por todos lados.
  8. Volvemos a hornear durante otros 20 minutos y al sacarla, espolvorearemos dos cucharadas de azúcar glass sobre la flor, y estará lista para comer.

Comments are closed.